¿Cómo es colectivo el arte?

“No hay obra de arte que no haga un llamado a un pueblo que no existe todavia” G.Deleuze.

 

Parto de la necesidad de afirmar mi singularidad como condicion para la produccion estetica, y la preocupacion por lo colectivo en el arte se convierte en una pregunta que solo puede encontrar lugar en los margenes de tal produccion, donde se generan actividades a partir de y hacia un afuera donde se hace posible la relacion con los demas.

Son, por ejemplo, las actividades de gestion que como artista puedo estar llevando a cabo.

Hay pues una situacion de escision entre el lugar irreductible donde se contiene el eje que es productor de imagenes y la alternativa de generar formas de socializacion de la experiencia , que podran generar sentidos y posibilidades de crear colectivos de intercambio pero que careceran del poder de generar imagenes, de apropiarse del uso del lenguaje en el sentido de desafio e invencion que supone el acto creativo.

En el territorio de la gestion se hace posible, ante la imposibilidad de construir una totalidad de la experiencia , articular saberes fragmentarios y diseñar alternativas de apropiacion de esquirlas de lo real.

Pero en el territorio de lo estetico pareciera inevitable la necesidad de subvertir-destruir el lenguaje mismo para posibilitar la aparicion de un devenir diferente, que exceda la recurrencia de que todo acontecimiento finalmente acaba alimentando una subjetividad que se denuncia impotente para ir mas alla por si misma de la condicion fundamental de singularidad.

No se si lo colectivo podra alguna vez plegarse sobre lo singular y conseguir de ese o algun modo apropiarse (re-apropiarse?) de esa instancia primera que es la capacidad de nombrar, dar forma y crear lo que es mundo que hasta hoy se preserva como facultad de un sujeto que se convierte en artista para tal fin.

Tal vez descubramos un dia que ese fue un modo inteligente de preservar una funcion del hombre que de otro modo hubiera desaparecido en el vertigo de desrealizacion que la propia cultura desplego.

Pero hoy, por ahora, diria que la tension de singular y colectivo, gestion en mi caso,puede ser sumamente angustiante , basicamente por el riesgo de suponer que puede tratarse de una verdadera aporia.

 

Tulio de Sagastizábal, mayo 2003. (Para Duplus)